Blog

Agroseguro celebra en Toledo una jornada informativa en colaboración con ENESA, el Consorcio de Compensación de Seguros, SAECA y el Gobierno de Castilla-La Mancha

Agroseguro, en colaboración con ENESA, el Consorcio de Compensación de Seguros, SAECA y el Gobierno de Castilla-La Mancha, ha celebrado hoy en Toledo una jornada informativa sobre el seguro agrario, en la que se ha prestado especial atención a las líneas de seguro cuyo periodo de contratación se realiza durante el otoño. Al acto han asistido, de manera presencial o vía telemática, representantes de las diferentes administraciones involucradas en el seguro agrario, de las entidades coaseguradoras y sus redes comerciales, y de agricultores de Castilla-La Mancha.

“El seguro agrario es la experiencia más exitosa de colaboración público-privada que ha existido en España”

La directora general de Agroseguro, Inmaculada Poveda, abrió la jornada y resaltó las cifras alcanzadas por el seguro agrario en un momento “tan complicado, en el que sector agrario ha sido fundamental”. Ha recordado que el año 2020 se cerró con más de 415.000 pólizas y una cifra récord de capital asegurado, y se ha mostrado agradecida porque “todo ello ha sido posible gracias al esfuerzo y responsabilidad de todos: administraciones públicas, entidades coaseguradoras, mediadores, tomadores, peritos, productores y personal de Agroseguro”. Para alcanzar estas cifras, ha contribuido de forma contundente el desarrollo tecnológico iniciado antes de la pandemia, así como “los avances realizados en la contratación –como la domiciliación de las primas–, tasación de los daños –con el desarrollo de nuevas herramientas, entre ellas la teleperitación– y en la información que se ofrece a los asegurados”.

Además, ha comentado que el año 2021 está manteniendo las cifras de aseguramiento, aunque, tal y como ha afirmado, “registra un aumento claro de la siniestralidad, con más de 630 millones en indemnizaciones estimadas”, de las que ha destacado que “más de 500 millones ya han sido abonados a agricultores y ganaderos asegurados”.

El director de ENESA, Miguel Pérez Cimas, señaló que “el principal reto” al que se enfrenta el sector “es el cambio climático”. Advirtió que la siniestralidad del año 2021 lo situará entre los cuatro años más severos de la historia del seguro agrario y puntualizó: “los cuatro ejercicios están incluidos en esta última década”. Además, recordó que el seguro agrario es una política prioritaria para el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y que, como tal, se ha reforzado el apoyo a los seguros agrarios, a través de ENESA, con un incremento del 20% en el presupuesto para las subvenciones, hasta alcanzar los 253,7 millones de euros para el Plan 2021. Esto ha permitido, entre otras cosas, cubrir el déficit que se había producido en los últimos años y según ha concluido: “aprobar nuevas medidas, importantes para el sector, como el apoyo a los jóvenes agricultores”.

Domingo Varela, subdirector de seguros agrarios del Consorcio de Compensación de Seguros, ha recordado la importancia del papel reasegurador del Consorcio y, en especial, de la Reserva de estabilización de la actividad agraria, que permite garantizar la solvencia del sistema, al que ha calificado como un “servicio imprescindible” para la actividad agraria.

Por su parte, el director de SAECA, Jaime Haddad, ha destacado las posibilidades del fraccionamiento del pago de la prima del seguro agrario que se puede realizar a través de la sociedad. “En total, se realizaron más de 3.900 solicitudes en 2020, con un porcentaje de aprobación del 92% y un importe total formalizado superior a los 19 millones de euros”, ha resaltado. Ante el aumento de la siniestralidad, cerró su intervención subrayando la importancia del seguro –“la experiencia más exitosa de colaboración público-privada que ha existido en España”– y ha solicitado “que nadie deje de contratar un seguro agrario porque no conozca la posibilidad del fraccionamiento de pago”.

Por parte del área técnica de Agroseguro, su director, Félix Novoa, desgranó las novedades de algunas de las líneas de seguro cuyo periodo de suscripción se realiza en esta época del año, y que incluyen gran parte de las principales producciones agrícolas españolas, como son los herbáceos extensivos (cereales, leguminosas, oleaginosas, arroz), uva de vino, olivar o frutos secos. Las modalidades de otoño –las que se pueden contratar en estos momentos– incluyen protección frente a todos los riesgos, entre ellos la sequía, la helada o el pedrisco, muy frecuentes en los últimos años y que generan la mayor parte de los siniestros para los productores asegurados.

Para cerrar la jornada, el jefe de Área de la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Gómez, recordó que los seguros agrarios son un “pilar fundamental” del sector agrario de la región y recalcó la intención de seguir apoyando, con la participación en los grupos de trabajo y con ayudas, que se incrementarán desde los 5,2 millones hasta los 6,5 millones en el próximo año para seguir apoyando este sistema “que funciona y que está en constante evolución”.

MÁS NOTICIAS