Blog

Retos de la profesión veterinaria

(Artículo escrito por Ana María López Pombo, presidenta del Colegio de Veterinarios de Lugo)

 

La profesión veterinaria es ante todo una profesión sanitaria porque los veterinarios somos los encargados de la salvaguarda del bienestar animal, de la higiene y de la sanidad animal, por tanto constituye uno de los pilares fundamentales de lo que es la Salud Pública.

No podemos obviar además que, el 80% de las enfermedades emergentes son zoonosis y el  60% de las enfermedades que sufrimos actualmente  también son zoonosis, es decir, que se transmiten entre animales y humanos.

Por lo tanto, uno de los principales retos futuros de nuestra profesión, al igual que todas las profesiones sanitarias, son las resistencias a los antibióticos que han desarrollado muchas bacterias. Esto ha provocado que enfermedades que antes se curaban de forma relativamente sencilla, ahora resultan mortales o muy difíciles de curar, simplemente, porque las bacterias se han hecho resistentes a los antibióticos que antes tenían efecto.

Esto supone que habrá que cambiar pautas de manejo y pautas de tratamiento porque la normativa europea es muy clara ante la prohibición de determinados  antibióticos y tendremos que “reeducarnos” todas las profesiones sanitarias, médicos,  veterinarios, farmacéuticos y también toda la sociedad como pacientes que somos o que seremos, en lo que al uso de antibióticos se refiere.

Lugo, provincia eminentemente ganadera, es la mayor productora de leche de vaca de toda España, con un estatus sanitario muy elevado, superior al de la media Nacional. Recientemente, hace pocos meses, Galicia ha sido declarada libre de brucelosis y con una muy alta calidad de los productos obtenidos de origen animal, especialmente, carne y leche.

Al igual que los ganaderos pues a los veterinarios, nos ha tocado la crisis que lleva sufriendo este sector desde hace años, crisis que ha ocasionado precariedad de empleo y también desempleo en muchos casos. A esto hay que unir también el gran número de Facultades que hay en España que en cierta medida contribuye a los efectos anteriores.

Por otro lado, a lo que se refiere a la administración, habrá una reorganización de empleo público este año con la celebración de oposiciones en Galicia, y evidentemente esperamos que redunde en aumentar el número de plazas y también en una mejora en la labor veterinaria en este sentido.

Las Clínicas Veterinarias de animales de compañía tiene el difícil reto de sobrevivir teniendo que cotizar con un IVA del 21%, lo que en tiempos de crisis ha provocado el cierre de muchas de ellas y la difícil subsistencia de otras ya que en general han sido los profesionales los que han asumido este coste, lo cual es además una discriminación con respecto al resto de profesiones sanitarias, que cotizan con un IVA  reducido y en algunos casos sin IVA.

Desde la Organización Colegial Veterinaria se ha reclamado en numerosas ocasiones este agravio que se nos ha hecho con respecto a otros profesionales de la salud, y aunque no hemos obtenido respuesta, seguiremos reclamándolo porque no es justo.

Nos queda también por delante el reto de las especialidades dentro de la profesión, se ha hecho ya un gran avance en la especialidad en équidos y es necesario seguir con la de animales de compañía en la medida en que lo hace el resto de la Unión Europea.

MÁS NOTICIAS