Blog

“El sector lácteo demanda soluciones reales para contrarrestar la situación de la España vacía”

“En la juventud está el futuro. Yo creo que lo hay que hacer son políticas para apoyar a los que hoy están produciendo en el campo español”, defiende el ganadero asturiano Ramón Artime.

La Organización Interprofesional Láctea (Inlac) ha lanzado una ambiciosa campaña de información para poner en valor del sector en todo el territorio nacional, dado su papel estratégico y esencial. No en vano, es una garantía de autoabastecimiento de leche de vaca, oveja y cabra, así como quesos y derivados lácteos -al tratarse de productos vitales para la nutrición y la seguridad alimentaria de los consumidores-, de vertebración del medio rural y protección del medio. Más aún en comunidades autónomas como Asturias, vinculada indisolublemente al sector lácteo.

Desde la localidad de Gozón, el ganadero Ramón Artime (Asaja Asturias) recuerda que hay una realidad, que no debemos perder de vista: “aunque pueda parecer que los sectores agrícola y ganadero tienen una limitada posibilidad de creación de nuevos puestos de trabajo, la agricultura es absolutamente estratégica y es vital para el medio rural y para el país, tanto en la parte comercial como en la tradicional”. “El sector lácteo demanda soluciones reales para contrarrestar la situación de la España vacía”, explica este profesional de la ganadería, que lleva décadas vinculado a la defensa de la ganadería en la cornisa cantábrica, como medio de vida de buena parte de sus pueblos, especialmente en las áreas de montaña, sin otras alternativas económicas.

“En la juventud está el futuro. Yo creo que lo hay que hacer son políticas para apoyar a los que hoy están produciendo en el campo español. En los últimos años, el campo lo que ha hecho es poner en los lineales productos de calidad y a un precio que todo el mundo podía ir a comprar y alimentarse”, ha subrayado Artime. A su juicio, “los mensajes hay que hacerlos reales y hay que volverlos a la realidad y la realidad nos demuestra que la gente no vuelve al campo, así que hay que cuidar mucho a los que están porque los hijos de esos jóvenes, si sus padres viven bien, si sus padres tienen calidad de vida, tienen rentabilidad, seguirán allí. Esos jóvenes serán los jóvenes del futuro”.

“Es necesario poder concentrar todos los esfuerzos para evitar que el sector primario siga perdiendo activos, ya que necesita de manera urgente un relevo generacional, y que todo aquel que desee trabajar en la ganadería o la agricultura pueda hacerlo de manera rentable y con calidad de vida”, agrega el ganadero asturiano. Y es que “la supervivencia de estos sectores son una pieza fundamental no solo para el mantenimiento de la población del medio rural, de los parajes y de los recursos naturales, sobre todo son fundamentales para garantizar la supervivencia de la industria agroalimentaria”, concluye Artime.

MÁS NOTICIAS