¿Se pueden hacer cuatro ordeños al día?

Existe la posibilidad de ordeñar cuatro veces en un día a las vacas. Sin embargo, implica aumentar un 4% la producción para poder compensar los costes de nutrición, la mano de obra y el mantenimiento de la sala.

 

Hillcrest Dairy no es una explotación cualquiera. Está en Arizona, Estados Unidos y fue una de las granjas pioneras  en apostar por un ordeño de cuatro veces al día. El gerente que impulsó el cambio, Don Logan, explica por qué se decantaron por este modelo: “Las ubres estabas estresadas la mayor parte del año y las vacas goteaban después de siete a siete horas y media de intervalos de ordeño. Era un señal clara de que la nutrición estaba allí para un mayor producción”.

 

   Ordeño en Hillcrest. Fuente: Daily American

 

 

La producción aumentó y con una mejor adaptación por parte de las novillas de la que se esperaba. Aunque si la alimentación y el manejo funcionaban como debían, descubrieron  que todos  los  animales  podían  adaptarse  bien  a este  nuevo  sistema. De hecho,  la salud de la ubre mejoró con una disminución de células somáticas.

                            Leche Hillcrest

 

Sin embargo, para conseguir llevar a cabo esta experiencia con éxito, es imprescindible una buena gestión de la mano de obra. Las vacas son presionadas con más fuerza, por lo que hay menos espacio para errores en la nutrición, el manejo, la cría y la comodidad del animal. Además, se requiere un aumento del 3-4% en la producción de leche para cubrir los costes de alimento adicional, mano de obra, mantenimiento y amortización en la sala de ordeño.

 

 

 

Claves para los cuatro ordeños.

Antes de implementar esta práctica, hay que tener en cuenta que la nutrición debe de ser de primera clase. De otro modo, es posible que la producción extra lleve al animal a perder peso corporal o sufrir problemas de reproducción. Es recomendable que la distancia entre el corral más alejado de la sala de ordeño debe ser la mínima posible; además de que los corrales, el administrador de alimentación y los establos no pueden sobrecargarse y ell alimento fresco debe estar en el pesebre para las vacas cuando regresan de la sala.

Algo básico, pero de gran importancia, es que el equipo y los procedimientos de ordeño deben de ser perfectos. Esto se debe a que hay una posibilidad más al día de que la vaca desarrolle mamitis. Y por último, el tiempo que pasan fuera del área de alimentación no debe superar la hora por ordeño. Así se le da al animal tiempo suficiente para comer y descansar.

 

Comparte este post