Entrevista: GIOVANNI MONTOYA – Bioseguridad en vacuno de carne

“Debemos trabajar en bioseguridad y planes preventivos contra las patologías reproductivas”

Giovanni Montoya – Técnico veterinario de Vacuno Reproductor en MSD Animal Health

Las enfermedades reproductivas son uno de los grandes problemas a los que se enfrenta con asiduidad el ganado vacuno de carne. En esta entrevista, Giovanni Montoya analiza los aspectos en los que deben trabajar los ganaderos, tanto de vacas nodrizas como de cebo de terneros, para evitar esos problemas.

 

PREGUNTA.- ¿Cuáles son las principales enfermedades reproductivas que afectan al vacuno de carne en España? ¿Existen patologías emergentes que hayan aparecido en los últimos años?

RESPUESTA.- Las principales enfermedades que afectan la reproducción en el vacuno de carne de origen infeccioso son el IBR, el BVD y la neospora. A estas sumaríamos la tricomoniasis y la campilobacteriosis en las exploraciones con monta natural. No podemos olvidarnos de los problemas reproductivos asociados a problemas nutricionales y de alimentación, entre los cuales nos hemos encontrado excesos o deficiencias de algunos minerales, la calidad y suministro del agua o el manejo de praderas en régimen de pastoreo. Indudablemente, el cambio climático nos está afectando de manera negativa en la producción de vacuno de carne, y actualmente estamos teniendo nuevas enfermedades ‘emergentes’ o que antes se ‘controlaban en el invierno’, como es el caso de la Besnoitia o los problemas causados por ectoparásitos. Dado que afectan negativamente a la producción y la reproducción del rebaño, debemos trabajar cada día más intensamente en bioseguridad y planes preventivos, aprender a manejar de forma óptima los antiparasitarios, y trabajar las praderas y el agua desde el punto de vista nutricional y sanitario.

(Fuente-Storyblocks)

PREGUNTA.- ¿Qué medidas generales de prevención pueden aplicar los ganaderos de explotaciones de vacas nodrizas en las explotaciones?

RESPUESTA.- Siempre acompañado de la mano de un técnico, el ganadero debe conocer cuáles son las enfermedades que tiene en su explotación y en su entorno; así como los riesgos en función de su manejo (contacto con otras fincas, compras, movimientos, etc.). Las analíticas de monitorización ayudan a la hora de tomar decisiones acertadas sobre los planes vacunales, las medidas sanitarias a realizar en la explotación, establecer los puntos críticos en bioseguridad, teniendo siempre en cuenta los objetivos de la granja. Todo esto hay que encuadrarlo en una organización o planificación ganadera, en la cual se tengan en cuenta las siguientes unidades: administrativa, ganadera, praderas, sanitario, para poder hacer un correcto manejo de la empresa y que ésta a su vez sea rentable y sostenible, con un excelente nivel de bienestar animal.

 

PREGUNTA.- ¿Y en el caso de los cebaderos? ¿Cuáles son las medidas más eficaces?

RESPUESTA.- En los cebaderos el manejo y la procedencia son fundamentales. El riesgo de los animales que entremos al cebo será un factor fundamental. Si los animales llegan preacondicionados, es decir, adaptados a consumir pienso y vacunados en origen, ya tendremos mucho ganado. Tras la entrada, proporcionarles un buen manejo (lotes estáticos de pequeño tamaño, corrales bien ventilados, agua limpia y suficiente adecuada alimentación, etc.) y un completo plan sanitario, asegurará que tengamos un mayor éxito en la etapa de cebo, maximizando la ganancias de pesos y minimizando el tiempo de estancia, los animales que enferman o quedan crónicos y las bajas por enfermedad. Todo ello con el objeto de incrementar la rentabilidad y lograr una mayor constancia en los resultados de los distintos lotes.

Comparte este post