Garrapatas en vacas nodrizas de extensivo

Visitantes indeseables

Las garrapatas pueden transmitir diversas enfermedades a las vacas, como la babesiosis, la teilerosis y la anaplasmosis

Se puede controlar la presencia de animales en zonas infestadas por garrapatas y en Estados Unidos se trabaja en una vacuna

Las garrapatas son algunos de los visitantes indeseables que pueden tener las vacas nodrizas en las explotaciones en extensivo. Las consecuencias para los animales pueden ser muy variadas. Desde las molestias que generan a los animales, que se traduce en una clara reducción del bienestar de las vacas, hasta la transmisión de diversas enfermedades.

 

·CONSECUENCIAS PATOLÓGICAS

Algunas de las enfermedades más habituales que pueden transmitir las garrapatas son la babesiosis y la teileriosis. La primera de ellas se incuba durante un periodo menor de quince días, se caracteriza por síntomas como fiebre, apatía… Incluso se da la circunstancia de una tolerancia natural en el ganado extensivo por infección continuada, pero se dan casos clínicos, sobre todo en animales jóvenes con un origen externo a la explotación o en animales mayores no resistentes. Cuando se aumenta el pastoreo y los animales se aproximan más a la vegetación, aumenta el contacto con las garrapatas y, por lo tanto, los riesgos de babesiosis.

Por su parte, la teilerosis es endémica en la zona mediterránea y además puede transmitirse de unos animales a otros.

Otra de las enfermedades que transmiten las garrapatas es la anaplasmosis, con una sintomatología también similar a la babesiosis, con deshidratación y problemas digestivos.

 

·CONTROL Y PREVENCIÓN

El control de las garrapatas se puede realizar controlando el movimiento de los animales por vegetación que no sea propicia para las garrapatas, y puede ser aconsejable la reducción de la masa vegetal.

Por su parte, el Servicio de Investigación Agrícola de Estados Unidos buscaba en 2020 diferentes maneras de deshacerse de las garrapatas para siempre… y llegando a la conclusión de que una nueva vacuna puede ayudar. El investigador Félix Guerrero y sus colegas realizaron un descubrimiento significativo. Secuenciando el genoma de las garrapatas, que contiene alrededor de 2,5 veces el ADN del genoma humano. La secuenciación del genoma les permitió determinar la secuencia exacta de todo el conjunto de proteínas de garrapatas. De esta forma, se puede poner en marcha una vacuna eficaz.

Comparte este post