Entrevista: ANDRÉS DOBLAS – Nutrición rentable en el vacuno

“La alimentación es la clave de la eficiencia y de la productividad”

Andrés Doblas Aguilar

Profesor asociado de Nutrición Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Alfonso X El Sabio (Villanueva de la Cañada – Madrid)

Gemax Nutrición Animal (Talavera de la Reina – Toledo)

PREGUNTA.- ¿Cuál ha sido la evolución de la alimentación de vacas nodrizas en los últimos años? ¿Se ha avanzado en la profesionalización de la nutrición en el campo?:

RESPUESTA.- El sistema productivo mayoritario de la vaca nodriza en España, está basado en el pastoreo. Adicionalmente al pastoreo, se añade en momentos de carencias como el verano o en sequías, forrajes recolectados por henolado y la complementación con piensos en gránulo (tacos o pastillas). En zonas geográficas de montaña, se emplea el sistema de confinamiento inviernal de las vacas y en este periodo se emplean los forrajes almacenados en forma de henos y en ensilados, complementándose con piensos o cereales. Adicionalmente y en muy contados casos, se emplean sistemas semiextensivos o intensivos de producción en los que el ganado esté estabulado o semiestabulado y se le suministre el alimento en comedero a través de raciones formuladas al efecto, empleando carros unifeed o ración separada de forrajes y concentrados. Yo auguro que en los próximos años, estos sistemas en los que se estabula en grandes parques a las vacas y se les suministra raciones unifeed equilibradas, van a aumentar notablemente, pues consiguen un alto ratio de UGM/trabajador y aumento de la productividad de las vacas gracias a la mejora de la fertilidad, con lo que bajan el coste de producción.

El sistema de pastoreo directo de las fincas, presenta una serie de puntos críticos que desde hace tiempo han sido identificados como objetivos de mejora de la competitividad y eficiencia del sector de la vaca nodriza como son: alimentación conforme a las necesidades del estado fisiológico; alimentación especial para las novillas; alimentación especial de arranque para los terneros; mejora de la calidad de los pastos y forrajes; adecuada recolección del excedente de forraje; complementación vitamínico-mineral.

En líneas generales y atendiendo a los puntos de mejora estratégicos enumerados, la evolución del sector de vacas nodrizas ha sido muy pequeña y en general se siguen manteniendo los mismos problemas de baja eficiencia desde hace años.

En contadas ocasiones, sí que estamos asistiendo a la implementación de nuevas tecnologías en este sector que están permitiendo una mejora en la calidad de vida de los ganaderos, como son los sistemas de control del ganado por geolocalización. Es previsible que no tardando, se implementen otras tecnologías como NIR portátiles para el análisis y la valoración nutricional de los alimentos y forrajes en el campo y poder realizar los diseños de las dietas adecuadas para cada fase productiva, así como aparatos de medición de los minerales (macro y microelementos) presentes en los pastos y forrajes producidos en una zona concreta, para poder diseñar el complemento vitamínico-mineral adecuado, así como aplicaciones relativas al control del estado de salud de las vacas mediante chip; control de la rumia, de la temperatura corporal, etc.

 

PREGUNTA.. ¿Cuáles son los aspectos generales que deben tener en cuenta los ganaderos de vacas nodrizas para tener una correcta alimentación?

RESPUESTA.- La alimentación, tanto por el coste de la misma, como por las deficiencias que se observan en muchas situaciones, está en la base del sistema de la vaca nodriza. Es la clave de la eficiencia y productividad del sector.

Los puntos a tener en cuenta para la mejora de la productividad y que tienen una base en la alimentación son: alimentación separada para vacas lactantes; intervalo destete-cubrición; edad al destete de los terneros; edad al primer parto; mejora de la fertilidad. Pasar del 68% al 90% de fertilidad representa una mejora de ingresos de alrededor de 106 euros/vaca/año, que representa una mejora de la eficiencia productiva de un 32% y a portar al mercado nacional sobre 1,84 millones de cabezas que frente a las que se producen actualmente de 1.37 millones, es un incremento de 470.000 cabezas que no habría que importar y que actuaría como estimulante en la cadena de producción del vacuno de cebo, permitiendo bajar el coste de la compra tan alto de los pasteros para cebo. Actualmente se importan poco más de 500.000 cabezas. Cabe señalar como punto a tener en cuenta en estas reflexiones sobre el sector de vaca nodriza, que los ganaderos en general, no emplean sistemas de control y gestión de su ganado.

PREGUNTA.- Y por lo que respecta al cebo de terneros, ¿cómo ha cambiado en los últimos años la alimentación? ¿Ha habido cambios realmente significativos?

RESPUESTA.- En este sector, sí se han producido más cambios y se está en continua evolución en aras a mejorar los resultados económicos de conversión y calidad del producto final. Este es un sector que ha ganado en competitividad y por ello se están consiguiendo los resultados de exportación de los últimos años. Este proceso, se inició en el año 2006 con la prohibición de los promotores de crecimiento, como la monensina. Si bien esta circunstancia fue una crisis temporal, se convirtió al fín en una oportunidad de desarrollar nuevos sistemas que sin el uso de aditivos como los ionóforos, han sido capaces de ofrecer seguridad y estabilidad  sin problemas de acidosis ruminal.

No obstante, la alimentación en el cebo de terneros mayoritariamente empleada, es el sistema pienso/paja. Se puede estimar que más del 90% de los terneros cebados en España se hacen con este sistema por el cual se pone a libre disposición de los terneros un pienso y paja. La presentación del pienso, es en un porcentaje muy elevado (más del 70%) pienso en harina. El sistema de ración ‘unifeed’ mediante el empleo de ensilado de maíz+paja y concentrado (pienso en harina), tiene muy baja presencia y se podría estimar en alrededor del 10% de los terneros cebados. En algunos casos se emplea un sistema intermedio en el que se usa un unifeed seco en el que se mezcla el pienso con paja y/o otros henos.

 

PREGUNTA.- A su juicio, ¿cuáles son los errores que, en general, se siguen cometiendo en una buena parte de los cebaderos?

RESPUESTA.- El confort animal no es una cantinela sin sentido. Es más que evidente y hasta tal punto tenemos evaluado el impacto de este factor, que se puede asegurar que es la base de la rentabilidad del cebo de terneros. Tiene un elevado impacto sobre los costes de producción. Además, el confort animal es tema de interés y preocupación por la sociedad y los consumidores. Es por tanto un aspecto en el que se están desarrollando iniciativas de empresas para aumentar, asegurar y transmitir en la cadena alimentaria el correcto uso y el cumplimiento de unos estándares adecuados internacionales.

Un error muy extendido entre buena parte de los ganaderos de cebo de terneros es el de no hacer gestión de la producción. No cerrar resultados técnicos y económicos de los lotes cebados y no controlar con datos, la marcha de los lotes en el momento presente y antes de finalizar el cebo para poder tomar decisiones. En estos casos, este tipo de ganaderos se rige únicamente por ‘sensaciones’ o apreciaciones subjetivas, como es la de ‘estimación de pesos”.

 

PREGUNTA.- ¿En cuántos lotes se debe dividir una explotación de cebo para aplicar una alimentación eficaz en cada grupo? ¿En qué hay que prestar especial atención en cada uno?

RESPUESTA.- Dependiendo del tipo de terneros que se cebe; mamones o pasteros, los lotes de terneros que se deberían de hacer son los siguientes: mamones (lactación, postdestete, crecimiento y cebo) o pasteros (adaptación, crecimiento y cebo).

 

PREGUNTA.- ¿Y en lo relativo a la tecnología? ¿Cuáles son las novedades que más han mejorado la eficiencia alimentaria?

RESPUESTA.- Es difícil responder de manera sencilla a esta pregunta dado que las mejoras que se han ido produciendo en el sector  y que le han permitido ganar en eficiencia internacional, son la suma de un conjunto de mejoras, pero a la pregunta sobre mejoras tecnológicas, creo que habría que centrarse en el efecto sobre la digestibilidad de las materias primas y en especial sobre los cereales, de diferentes tratamientos tecnológicos en los que se somete al calor y a un tratamiento físico: tratamiento con vapor, laminado seco, laminado con vapor y extrusionado o expandido.

En los próximos años veremos la difusión de algunos de estos procedimientos tecnológicos para tratar los cereales y algunas materias primas, que permiten aumentar la digestibilidad, aunque queda el reto de preservar el rumen de los riesgos consecuentes de acidosis.

 

PREGUNTA.- ¿Cuáles son los grandes retos que tienen los nutrólogos en la actualidad? ¿En qué aspectos se está trabajando para mejorar las raciones del vacuno de carne?

RESPUESTA.- Son varios los objetivos a mejorar en el campo del cebo de terneros, como la mejora de la eficiencia en el uso de la proteína alimentaria transformada en producto animal. Así en el caso del vacuno de leche, la eficiencia en la transformación a leche de la proteína está en el entorno del 30% y se estima que en los próximos años se llegará al 35-37%.

En el caso del vacuno de carne, la eficiencia de transformación se sitúa en torno al 20%. Para ello, en los próximos años veremos implementarse en la formulación de los piensos, los aminoácidos by-pass como hemos visto en vacuno de leche y en los monogástricos empleando aminoácidos sintéticos. Con ello, no solo se mejorará la eficiencia alimentaria, sino que se contribuirá a la reducción de emisiones contaminantes entre los que destacan los gases de efecto invernadero.

También se debe trabajar en la mejora de la digestibilidad total de los almidones y en los aditivos.

Comparte este post